domingo, 30 de noviembre de 2008



Suicida de los brazos de arce
Que cubres de teja el frío suelo
No mires hacia arriba pensando…
Que a la belleza sientes anhelo.

No tengas nostalgia del pasado
Disfruta ahora , tu nuevo destino
No añores lo que nunca fue tuyo
Antes solo ropa, ahora eres camino

Vistes un hermoso color cobrizo
Calido, abrigo del paraje
Añades pintura a la paleta
Que cubre de color el gris paisaje

Proteges el paso al caminante
Acompañando su firme pisada
No permitas que algo le distraiga
Del cielo y retire la mirada


Vuela, mézclate con cada soplido
Con los golpes de fugaces vientos
Libertad, libre albedrío, miedo
Impredecible vaivén de sentimientos

Asciende, remonta el vuelo, raudo
Siente como nunca antes lo hacías
Los momentos efímeros que tocan
El invierno borrara lo que sentías

Bucólica escena de marrones
Que la nieve al final da sepultura
En tu muerte muestra tu grandeza
Enterrando así su amargura.

7 comentarios:

Nuria dijo...

Sin palabras, me ha gustado mucho y no lo digo por ser tú.
Por cierto, sigue lloviendo.......
Un beso.

Caminodelsur dijo...

hermosas imagenes evoca tu poema



abrazos

Nayuribe dijo...

Me sentí en otoño, siendo una hoja bailando en el aire...
Y no conozco personalmente el otoño, en mi país no existe...
Gracias x las sensaciones.

Ricardo Tribin dijo...

Muy bueno sobretodo lo de no tener nostalgia del pasado.

Ademas es bueno que estar en el HOY..

Un abrazo

santiago dijo...

hermosa poesía.
Un placer leerte y desearte felices fiestas

Mar y ella dijo...

Evocadoras palabras me traen muchas imagenes.....

Saludos
Mariella

IGNACIO dijo...

De tus palabras se forjan imágenes de una cálidaz y calidez en agunos trazos, asomrante.
Te felicito.

Besos.